Cobrar la pensión ¿en Colombia o en España? (25-06-2016)

Estándar

 Muchos colombianos que viven o han vivido en España no conocen los derechos que los amparan como trabajadores, pensionados o futuros jubilados. Pues es importante, para quien no lo sepa, que el 6 de septiembre de 2005 se firmó el Convenio de Seguridad Social entre el Reino de España y la República de Colombia, que comenzó a regir el 1 de marzo del 2008.
El convenio, que fue aprobado en Colombia por la Ley 1112 de 2006 y reglamentado dos años después, estipula que si el solicitante de la pensión vive en España y al sumar el tiempo de trabajo allí junto con el de Colombia alcanza las semanas que exige uno de los países para pensionarse, puede tener acceso a ese derecho.

¿A quién aplica?

 A los trabajadores colombianos o españoles que estén o hayan estado trabajando y cotizando a la Seguridad Social de uno o ambos países, así como a sus familiares beneficiarios y sobrevivientes.

¿Qué tipo de prestaciones contempla?

 En España: incapacidad permanente, muerte y supervivencia por enfermedad común o accidente no laboral y jubilación.
 En Colombia: las prestaciones económicas dispuestas en el Sistema General de Pensiones (Prima Media con Prestación Definida y Ahorro Individual con Solidaridad). Incluye la pensión de vejez, pensión de invalidez de origen común y pensión de sobrevivientes también de origen común.

¿Quienes son la entidades responsables de los trámites en cada país?

 Las solicitudes de prestaciones españolas y colombianas deberán dirigirse a la institución competente del país donde resida el interesado.
 En España: el Centro de Atención e Información de la Seguridad Social más próximo a su domicilio (Instituto Nacional de la Seguridad Social) o las Direcciones Provinciales del Instituto Social de la Marina, cuando se trate de trabajadores incluidos en el Régimen Especial de Trabajadores del Mar. Teléfono de información en España: 901 16 65 65 o en la web http://www.seg-social.es También se debe dirigir al consulado más cercano para informarse de los trámites que debe realizar en Colombia.
 En Colombia: para el Régimen Solidario de prima media con prestación definida, el Instituto de Seguros Sociales y Cajas, fondos o entidades de Seguridad Social, del sector público o privado, únicamente respecto de sus afiliados. Para el Régimen de Ahorro Individual con Solidaridad, las Sociedades Administradoras de Fondos de Pensiones y Cesantías. O sea que debe acudir a la entidad o entidades en las que estuvo afiliado cuando trabajó en Colombia.
Una vez recibida la solicitud del trámite, la entidad debe diligenciar unos formularios que debe remitir al otro país. En estos formularios se recogen los datos del interesado, el tiempo cotizado y toda la información que se requiere para calcular la cantidad a la que se tiene derecho en cada caso. Para percibir la prestación, se pueden sumar los períodos de seguro acreditados en España y Colombia si no se superponen. Y se cobran igual con independencia del país donde resida. Nunca por debajo de un salario mínimo colombiano. Cada país examinará por separado la solicitud y se abonará la prestación que sea más favorable al interesado. El convenio afirma que:

Las personas que reúnan los requisitos exigidos por las legislaciones de ambos países para tener derecho a pensión contributiva, podrán percibir ésta de cada uno de ellos.

 Requisitos como la edad, semanas cotizadas (Colombia 1.300 y España 750), o informe médico en caso de enfermedad o invalidez.

manos-con-monedas_23-2147501680

El caos de solicitudes

 Según una noticia aparecida en el periódico El País de España (Noticia El País), en mayo de 2015, unas 4.000 personas habían solicitado al Ministerio de Trabajo de Colombia que reconociera sus derechos pensionales en España. De estas solicitudes, el Instituto Nacional de la Seguridad Social de España (INSS) había resuelto 706 casos y estaba a la espera de información de Colombia para los otros expedientes. Se ha escuchado que muchas personas no están teniendo la respuesta desde las entidades responsables en Colombia. Bien porque la información está incompleta o porque no la envían. Los trámites pueden tardar un año o más como lo reconocen en una reunión entre funcionarios de ambos países.

Reunión marzo de 2013

 En esta fecha se reunieron funcionarios responsables de los trámites de las pensiones en Colombia y en España. Algunas de las conclusiones a las que llegaron fueron:
-Las autoridades colombianas reconocen la lentitud del proceso que se puede extender a más de un año.
-Las administradoras de fondos de pensiones y cesantías no hacen su trabajo de manera adecuada pues no diligencian bien los formularios que solicita el Gobierno de España.
-La dificultad en la comprobación de supervivencia de pensionados que viven en Colombia porque el actual cambio de legislación prohibe a los notarios expedir estos certificados de fe de vida.
-No serán compatibles las pensiones por invalidez con las de vejez o jubilación. En todo caso se puede convertir la de invalidez en una de vejez en caso de que esta última sea favorable al pensionado.
-No se dará por parte de Colombia certificaciones de períodos cotizados para futuras prestaciones en España. Así se lo deben hacer saber los funcionarios españoles a los colombianos que soliciten esta información. Para más información: Acta reunión marzo de 2013.
Según vemos, aún hay mucho que mejorar para agilizar los trámites y que los colombianos puedan cobrar las prestaciones a las que tienen derecho. Sobre todo falta información a los trabajadores por parte del Gobierno colombiano a través de los consulados y a las personas retornadas. Las entidades responsables en Colombia no tienen los datos de los cotizantes sistematizados y se escudan en eso para no entregar la información requerida. Ocasionando que muchas semanas o años trabajados se pierdan y nadie se haga responsable por esto.
Queremos conocer casos de colombianos que estén en situaciones complicadas para acceder a su pensión para denunciarlo en esta columna. Escríbenos al correo claudia@escolombia.es o comenta en este blog.

LA LEY DE VÍCTIMAS PARA LOS COLOMBIANOS EN EL EXTERIOR Y EN PROCESO DE RETORNO (25-11-2014)

Estándar

(Ley 1448 de 2011, Ley de Víctimas y Restitución de Tierras)

 En el 2011, el gobierno colombiano expidió la Ley 448 de Víctimas y Restitución de Tierras «Por la cual se dictan medidas de atención, asistencia y reparación integral a las víctimas del conflicto armado interno y se dictan otras disposiciones». La promulgación de esta Ley ha sido un hecho sin precedentes en la historia colombiana.

 El gobierno de Santos ha sido el único, en toda la trayectoria de la guerra sangrienta colombiana, que ha reconocido que existe un conflicto armado interno y por tanto unas víctimas a quienes se han vulnerado sus derechos por parte de los diferentes actores armados, y que además, merecen reparación. Esta Ley que tiene más de cien páginas y doscientos ocho artículos, y que contempla bastantes medidas, tiene también múltiples dificultades para hacerla efectiva y aplicarla, debido a que el conflicto sigue vigente y a las contradicciones políticas y socioeconómicas del país. Sobre su eficacia, ya hablaremos en otros artículos. Al margen de esto, es importante que todos los colombianos la conozcan y la compartan para que las víctimas puedan ser, por lo menos, reconocidas.

¿Quiénes se consideran víctimas?

vicrimas sin ierra

 En el marco de la Ley 1448 de 2011, son víctimas:

-Las personas que individual o colectivamente hayan sufrido un daño por hechos ocurridos a partir del 1º de enero de 1985, como consecuencia de vulneraciones al Derecho Internacional Humanitario, o a las normas internacionales de derechos humanos, ocurridas durante el conflicto armado interno. (Homicidio, desaparición forzada, secuestro, tortura, violencia sexual y otras).

-Las personas que han sido desplazadas  de su territorio de manera violenta o forzada.

-Los familiares, el cónyuge, compañero o compañera permanente, y familiar en primer grado de consanguinidad (hijos y padres), cuando a esta se le hubiere dado muerte o estuviere desaparecida.

-Los familiares en el segundo grado de consanguinidad ascendente, cuando no tengan familia directa, como en el caso anterior.

-Las personas que hayan sufrido un daño por asistir a una víctima en peligro.

-Los miembros de la Fuerza Pública, cuando hayan sido afectados por un ataque ocurrido mientras el uniformado se encontraba de permiso.

-La víctima lo seguirá siendo, aunque hayan procesado al autor del hecho violento y sin importar la relación familiar que pueda existir entre la víctima y el autor.

 ¿Quiénes no son víctimas?  No son víctimas quienes estén vinculados a un grupo armado al margen de la Ley, salvo los niños, las niñas y los adolescentes que fueron reclutados de manera forzosa, y n o se hayan desvinculado antes de los 18 años. Es una parte de la ley bastante criticable, ya que no es fácil para el menor de edad tomar la decisión de abandonar la lucha y no sufrir consecuencias.

 Tampoco se incluye a las personas que hayan sufrido actos de violencia por la delincuencia común, ni el narcotráfico o el crimen organizado. No se les restituirá las tierras a quienes la hayan perdido antes del 10 de enero de 1991.

 ¿Qué debe hacer una persona que viva en el exterior y se considere víctima?

 Debe solicitar su ingreso en el Registro Único de Víctimas (RUV), en el Consulado de Colombia que le corresponda. Debe dar declaración, aportando sus datos y los hechos que lo han convertido en víctima. La declaración será valorada por la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas en Colombia y se le responderá en sesenta días. En caso de ser incluido en este registro, tendrá derecho a: identificación, indemnización, medidas de satisfacción y/o restitución de tierras. Si no es incluido como víctima puede presentar un recurso de reposición. Y si lo necesita, puede solicitar asistencia legal a la Defensoría del Pueblo y a la Procuraduría General de la Nación.

¿Si la víctima vive en el exterior y quiere regresar a Colombia?

bienvenido flores

 Podrá acceder a un proceso de retorno o reubicación y a medidas de atención, asistencia y reparación según el hecho victimizante. Tenga en cuenta que solo pueden acceder a esta medida, las personas incluidas en el Registro Único de Víctimas por desplazamiento forzado y que los gastos de transporte hasta Colombia, correrán por cuenta de la víctima.

 Si usted considera que encaja dentro del perfil de víctima o conoce a alguien que pueda serlo, comparta esta información y acuda a su consulado. Tiene plazo hasta junio de 2015.

El documento completo con más información, lo puede consultar en este enlace: http://www.cancilleria.gov.co/sites/default/files/guia_orientacionesgeneralesvictimasexterior.pdf

Esperamos sus comentarios y sugerencias en este blog

LA REFORMA TRIBUTARIA DEL 2014 AFECTARÁ A LOS COLOMBIANOS EN EL EXTERIOR (25-10-2014)

Estándar

 Los colombianos tendrán que declarar sus bienes en otros países aunque no vivan en Colombia. Así lo recoge la reforma tributaria que se aprobará a finales de 2014. Ante la ley, el colombiano que está en el extranjero será considerado residente en Colombia, cuando cumpla cualquiera de las siguientes tres condiciones:

  1. Cuando su cónyuge o compañera permanente o sus hijos dependientes menores de edad sean residentes en el país.
  2. Cuando el 50% o más de sus ingresos sean de fuente nacional.
  3. Cuando el 50% o más de sus bienes sean administrados en el país.
  4. Cuando el 50% o más de sus activos se entiendan poseídos en el país.
  5. El colombiano que está en el extranjero será residente en Colombia, cuando no acredite su condición de residente en el exterior, es decir tendrá que haber legalizado su situación migratoria y tener residencia fiscal en el exterior.

 Para acreditar la condición de residentes en el exterior, a efectos tributarios (y no tener que pagar doble impuesto), se deberá hacer ante la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) mediante certificado de residencia fiscal o documento que haga sus veces, expedido por el país o jurisdicción del cual sean residentes. Mejor informarse en el consulado colombiano o en la DIAN.

 ¿Qué dice la reforma de la ley?

BANDERA DINERO

 En los artículos 22 y 23 del proyecto se contempla una declaración informativa especial que se denominará «declaración anual de activos en el exterior», que se exigiría a partir del año gravable 2015 a todos los contribuyentes del impuesto de renta. Si esos activos superan 3.580 UVT, (Unidad de Valor Tributario: $27.485 para el 2014), se tendrá que informar de forma detallada lo siguiente: naturaleza, valor patrimonial y donde se ubica. Si no supera ese tope, solo se indicará el valor patrimonial y la ubicación. En caso de no declarar el patrimonio en el exterior, se corre el riesgo que el gobierno lo localice pues, según el anuncio del Ministro de hacienda colombiano, Mauricio Cárdenas: «Colombia intercambiará información tributaria con 45 países de manera automática a partir del 2017, con el fin de que la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) pueda identificar activos o patrimonios que ciudadanos  colombianos tengan en el exterior».

 Por otro lado, la nueva ley contempla que se va a «perdonar» a los grandes evasores que se hayan llevado el dinero a paraísos fiscales. Solo se les va a penalizar para que «de ahí en adelante queden ya tranquilos», señaló al respecto Santiago Rojas Arroyo, director de la Dirección de Impuesto y Aduanas Nacionales (DIAN). Me suena a la historia que se vivió en España, en la que perdonaron las sanciones a todos los que tenían grandes fortunas en el exterior sin declarar, no siempre dinero bien habido. Pero que además, fue una medida ineficaz porque aún queda mucho dinero «escondido». De manera desafortunada, pasará lo mismo en nuestro país.

 No se sabe a ciencia cierta cuánto dinero se ha ocultado para no pagar impuestos en Colombia,  pero la DIAN estima que la evasión tributaria de colombianos, a través de los distintos paraísos fiscales, oscila entre $4 billones y $15 billones. Como Panamá es el país más cercano, se presume que la mayor parte de este monto podría estar allá.

 Recaudar más impuestos ¿para qué?

La-pobreza-

 Según el gobierno, lo recaudado será para aliviar los presupuestos del 2015, que se invertirá en políticas sociales: «diseñadas con el objetivo de alcanzar un mayor desarrollo económico, una mayor justicia fiscal y con el fin de contribuir a la paz», señaló el Ministro de Hacienda. Dice que «será una lucha contra la evasión y una lucha para mejorar la calidad de vida de los colombianos más pobres, porque los recaudos que recibimos son para políticas sociales».

 No creemos que después de tantos años de corrupción, despilfarro y robo del dinero público, ahora por fin lo vayan a invertir en las verdaderas necesidades de los colombianos.  ¿No será que los corruptos avariciosos se están quedando sin liquidez?

 Tus comentarios, sugerencias y opiniones nos interesan mucho. Puedes hacerlas en este blog o puedes escribirnos a claudia@escolombia.es

SIGUIENDO LA PISTA AL DINERO DE BANCOLDEX: LOS CRÉDITOS PARA LOS RETORNADOS SE VAN POR LA CAÑERÍA

Estándar

En el artículo del pasado julio de 2014 nos preguntábamos qué había pasado con el dinero que Bancoldex y el Ministerio de Asuntos Exteriores había destinado para los colombianos que retornaran al país y necesitaran de un capital para montar su propio negocio.  Encontramos respuestas, pero nos dejan un sabor amargo.

El «cupo especial de crédito» para los retornados constaba de un capital de 1.258 millones de pesos del que se podía disponer desde el año 2010. Pocas personas sabían de su existencia, quizá porque no les interesaba divulgarlo, no se sabe exactamente. El caso es que cuándo algunas personas e instituciones supieron de esta posibilidad para los colombianos, se empezaron a preguntar: ¿Dónde está el dinero? ¿Cuánto se ha prestado? ¿A quién? ¿De cuánto se dispone? Muchos no quisimos quedarnos con la duda. Después de varios «ires y venires», de preguntar, consultar y llamar, no se obtuvo una contestación clara. Estuve llamando a Bancoldex y pude hablar con la directora de comunicaciones Diana Santamaría y quedó en enviarme información y los datos de la persona o departamento que gestionaba este tema. Pero no recibí ningún correo como me prometió. Algo parecido le sucedió a Ricardo Marín, un compatriota que ha estado defendiendo los derechos de la población retornada.  Él envió un derecho de petición solicitando información y las respuestas fueron imprecisas, incluso después de solicitar aclaraciones a las mismas.

Respuestas a medias

En una última contestación recibida de Bancoldex, decían que se habían hecho algunos desembolsos pero que no sabían cuál de las entidades intermediarias los habían realizado, ni a quién, ni cuánta cantidad. En fin, que el Gobierno de Colombia ni sus instituciones saben qué hacen con su dinero.

Un último derecho de petición, hecho también por Ricardo Marín al Ministerio de Relaciones Exteriores, explicaba qué había pasado con el «susodicho fondo»:

« …a través del radicado S-GCNU-14-027874 del 2 de Mayo de 2014, el Director de Asuntos Migratorios, Consulares y Servicio al Ciudadano Dr. Álvaro Calderón Ponce de León, solicitó la terminación anticipada del Contrato Interadministrativo de Cooperación No. 00096 de 2010 celebrado entre el Fondo Rotatorio del Ministerio de Relaciones Exteriores y el Banco de Comercio Exterior de Colombia S.A. – BANCÓLDEX, con base en lo establecido en el literal b) de la Cláusula 10 del Contrato Interadministrativo de Cooperación No. 0096 de 2010, el cual prevé TERMINACIÓN ANTICIPADA. Ante la carencia de intermediarios financieros interesados en participar en la colocación de recursos del programa.

A través de comunicado del 11 de julio, Bancóldex manifiesta la aceptación de terminación anticipada argumentando: “…dado que Bancóldex ha realizado todas las gestiones necesarias para efectuar la colocación de estos recursos, encontrando que la población beneficiaria de esta línea de crédito en su mayoría no cumple con las condiciones crediticias establecidas por los intermediarios financieros, además de la siniestralidad total de los créditos otorgados por el intermediario financiero con cargo a esta línea de crédito…”»

Firmado por el actual Director de Asuntos Migratorios, Consulares y Servicio al Ciudadano: JAVIER DARIO HIGUERA ANGEL.

Esa fue la respuesta del 30 de julio de 2014 y que pone punto final a este asunto. A pesar de que en la circular que anunciaba la apertura del cupo de crédito decía que la vigencia era «hasta el agotamiento de los recursos». ¡Qué contradicción!

Recursos a la basura

dinero water

En conclusión, el dinero guardado durante cuatro años, no prestó ninguna utilidad a los miles de colombianos que querían  volver para recomenzar su vida, porque los requisitos exigidos por los intermediarios financieros pasaban por tener una «historia crediticia en Colombia», hecho imposible después de pasar varios años fuera del país. Absurdo.

Y todavía, ingenuamente, nos preguntamos: ¿Qué pasa con los que hacen las leyes? ¿En realidad estas medidas quieren beneficiar a la población o es solo una pantomima? No se pueden hacer normas, leyes o decretos al margen de las realidades de las personas, por eso FRACASAN de manera ROTUNDA. Y de paso generan desgaste, pérdidas al sistema y sobre todo a los propios interesados.

Colombianos: hay que pedir cuentas, preguntar, investigar, llegar al fondo y exigir que se de el mejor uso a nuestros impuestos, que se reviertan de manera positiva para la población y no para los bolsillos de los mismos políticos corruptos que nos suelen gobernar. (Y a los que nosotros seguimos votando).

Tus comentarios son muy valiosos, los puedes hacer en este blog. Te invito a que participes y nos des tu opinión.

EL MISTERIO DEL DINERO DE BANCOLDEX PARA LA POBLACIÓN RETORNADA (25-06-2014)

Estándar

 En el año 2010, en pleno apogeo de la llamada “crisis económica mundial” y ante la avalancha de migrantes colombianos que retornaban a su tierra, el Gobierno colombiano decidió abrir una oferta de créditos como un elemento más de su “Plan de Retorno Positivo”. Así lo recogía la circular externa Nº 21 de Bancoldex del 30 de diciembre del 2010 que rezaba así:

 “Con el fin de ofrecer a los emprendedores y microempresarios vinculados al Plan de Retorno Positivo (PRP) alternativas de financiación y acompañamiento que contribuyan al desarrollo y fortalecimiento de sus iniciativas empresariales, BANCOLDEX y el FONDO ROTATORIO DEL MINISTERIO DE RELACIONES EXTERIORES ponen a disposición el Cupo Especial de Crédito para migrantes en condición de retorno”.

  El cupo de crédito tenía un monto aproximado de 1.250 millones de pesos con una vigencia “hasta el agotamiento de los recursos”, según se informaba en esa circular. Y ahora, después de casi cuatro años nos preguntamos: ¿Qué ha pasado con este dinero? Antes de intentar responder a esta pregunta vamos a ver qué es Bancoldex.

 ¿QUÉ ES BANCOLDEX?

Logo_Bancoldex

 Bancoldex se auto define como: el banco de desarrollo empresarial colombiano, que diseña y ofrece nuevos instrumentos, financieros y no financieros, para impulsar la competitividad, la productividad, el crecimiento y el desarrollo de las micro, pequeñas, medianas y grandes empresas colombianas…Esta entidad es una sociedad de economía mixta, o sea que tiene capital privado y del Estado. Ofrece posibilidades de créditos para empresas de cualquier tamaño. Se denominan como “un banco de segundo piso”, esto es, que no otorgan créditos de forma directa sino a través de intermediarios financieros: bancos, diferentes tipos de corporaciones financieras, así como ONG que financian, cooperativas con actividad de ahorro y/o crédito, cajas de compensación y fondos de empleados con cupo disponible en Bancoldex.

             ¿QUÉ HA PASADO CON LOS 1.250 MILLONES PARA LOS RETORNADOS?

 Ricardo Marín, un colombiano que vivía hasta hace poco en España, muy activo con todos los temas del retorno, envió un derecho de petición a Bancoldex en abril de 2014 pidiendo explicaciones sobre la utilización de estos recursos o sobre cuántos colombianos se habían beneficiado, entre otros interrogantes. La respuesta de Bancoldex nos deja con la boca abierta. Decían: “Bancoldex no entrega recursos de manera directa… sino a través de intermediarios financieros” “la operación crediticia… se origina y es administrada de manera totalmente independiente por los intermediarios financieros, bajo criterios establecidos por cada uno de ellos, sin que exista injerencia alguna por parte de Bancoldex en la aprobación del crédito…” Por tanto, ante la pregunta de por qué se habrían negado créditos a población retornada responden: “Esta entidad no tiene la capacidad de proporcionar la información solicitada, se debe pedir a los bancos intermediarios”, para esto han tenido la “amabilidad” de incluir el listado de sesenta y seis entidades crediticias de toda Colombia. Y sobre los beneficiarios: “A la fecha se han beneficiado tres empresarios retornados”. ¿Tres? ¿En casi cuatro años? ¿Tampoco esta entidad del Estado Colombiano tiene conocimiento de lo que hacen con su dinero, ni si se está destinando a su finalidad?

 Según las respuestas del señor José Alberto Garzón Gaitán, Vicepresidente jurídico de Bancoldex, todavía están intactos los 1.250 millones de pesos después de casi cuatro años de tener ese dinero “disponible” para los retornados. ¿Nadie ha solicitado créditos para montar su negocio en Colombia? o ¿se han negado todas las solicitudes de créditos? ¿se ha informado ampliamente a los colombianos, posibles beneficiarios de éste fondo, de esta oportunidad? Estoy segura que no, la mayoría no conoce siquiera la existencia de esta posibilidad.

 Los textos completos del derecho de petición y sus respuestas, las puedes encontrar en la página de Facebook: https://www.facebook.com/retornandoacolombia

 INDIGNACIÓN

 Pedimos a la gente que haya retornado o que esté pensando retornar que se inscriba en el enlace de colombianos retornados del Ministerio de Relaciones exteriores: https://tramitesmre.cancilleria.gov.co/tramites/enlinea/solicitarRetornado.xhtml para ser candidato/a a las ayudas de gobierno del “Plan de Retorno Positivo” y para que pueda solicitar los dichosos créditos que ofrece Bancoldex a través de sus intermediarios.

 Seguiremos preguntando qué pasa con este dinero y exigiendo que se le dé la utilidad para el que ha sido destinado. Depende de nosotros exigir que así sea. Llama e infórmate: Teléfono de atención de Bancoldex: (0057-1) 486 30 00 y línea gratuita desde Colombia: 01 8000 180710. Mejor si somos más. Cuéntanos tu experiencia en este tema.

 Tus comentarios son muy importantes. Puedes hacerlos en este blog o en el correo claudia@escolombia.es