La Mesa de la Sociedad Civil en Asuntos de Migración: un mueble sin patas (25-02-2017)

Estándar

Para el día 27 de febrero de 2017, los colombianos residentes en Madrid, fuimos convocados por el Consulado de Colombia y el programa de Colombia Nos Une a una reunión pedagógica sobre la Mesa de la Sociedad Civil en Asuntos de Migración. Esta charla fue más bien un carrusel de iniciativas de distintos líderes sociales, acerca de cómo se debería constituir la Mesa. Propuestas todas muy loables y con un trabajo importante detrás, eso sin duda. Es una lástima que sea trabajo y tiempo echados en saco roto. Por lo menos en este momento. Fue la gran conclusión que saqué. Porque:

  1. El asunto de la mesa sigue dando vueltas sobre sí mismo desde hace más de un año. No se va a avanzar en la propuesta de su constitución, lastimosamente, porque las leyes y decretos que enmarcan la Mesa están obsoletos y son inoperantes.
  2. Seguimos derrochando tiempo y energía en tratar de perfilar propuestas de conformación y funcionamiento de la famosa Mesa, cuando deberíamos hacerlo para incidir en el cambio de las Leyes.

Esto de la Mesa parece una espiral infinita. Desde que se planteó en la Ley 1465 de 2011, “Por la cual se crea el Sistema Nacional de Migraciones y se expiden normas para la protección de los colombianos en el exterior”, no ha habido NINGÚN avance. Lo vemos hasta en la página web de Colombia Nos Une. Está desactualizado el apartado sobre la Mesa, desde el año pasado, cuando se hizo la puesta en común de las diferentes propuestas para constituir la Mesa y reformar la ley, en abril de 2016. ¿Qué ha pasado desde entonces? ¿Sí se hizo la hoja de ruta prometida para la conformación de la Mesa? ¿En qué paso vamos? No tenemos información. Lo único que sabemos es lo que se habló en la charla “pedagógica” del 27 de febrero. O sea que la gente sigue haciendo propuestas y no se llega a ninguna ejecución. ¿Por qué no se logra llegar a ninguna conclusión? Primero. porque no se ha encontrado un método efectivo para articular y definir un proyecto común. Segundo, porque la Ley no va a permitir constituir la Mesa, hasta que no se reforme. ¿En qué va la propuesta del cambio de la Ley 1465? Lo último que conocemos es el texto que ya radicaron como Proyecto de Ley 073 de 2014, unos miembros de la Cámara, en cabeza de la representante de los colombianos en el exterior Paola Agudelo.

Entuerto legal

leyes

Sobre el tema legal, ya lo escribí en un artículo publicado aquí mismo, el año pasado. Y copio el párrafo textual pues sigue vigente:

Antes de que existiera la ley 1465 de 2011 donde se menciona la Mesa, hubo un decreto, el 1239 de 2003 mediante el cual se crea la Comisión Nacional Intersectorial de Migración (CNIM). A la que no hay que perderle ojo porque tiene mucha tela que cortar, como dicen en España. Esta CNIM será el «órgano para la coordinación y orientación en la ejecución de la política migratoria del país». Y ante la cual tendrá representación un miembro de la Mesa de la que venimos hablando. Pero es que esta Comisión, responsable de la política migratoria de Colombia, NUNCA se ha constituido (desde 2003). ¿Y por qué? Porque debe estar conformada por varios ministerios y otras entidades gubernamentales y ha sido imposible reunir a todos sus representantes para la firma constitutiva. La cantidad de miembros, muchos de los cuales ya NO EXISTEN como el DAS, la hace INOPERANTE, como reconoce el mismo Ministerio de Asuntos Exteriores. ¿Entonces? Este Ministerio dice que está buscando modificar el decreto 1239 de 2003 por inoperante. ¡Pero es que hay que empezar por ahí! Antes de la reforma de la Ley 1465 de 2011 y de la constitución de la Mesa, obviamente. O si no ¿ante qué Comisión va a presentar propuestas la Mesa, o a tener representante, si ni siquiera existe?

No entiendo por qué se sigue haciendo este tipo de reuniones que no van a desembocar en ninguna solución, si aún no hay vía libre para la constitución de la Mesa de la Sociedad Civil en Asuntos de Migración, desde el punto de vista jurídico.

Además del tema de las leyes, tan fundamental, y después de que se supere (si es que eso pasa), veo un obstáculo más para la conformación de dicha Mesa:

No existe un reglamento mínimo que haga de punto de partida. Como dice la Ley en el parágrafo del artículo 5: “La Mesa Nacional de la Sociedad Civil para las Migraciones se dará su propio reglamento, elegirá su representante ante la Comisión Nacional Intersectorial de Migración y deberá constituirse jurídicamente”. Así dicho, suena hasta fácil. Están dejando esta gran responsabilidad en nuestras manos. Pero somos más de cinco millones de colombianos en el exterior, que vivimos en diferentes países del mundo, ¿nos vamos a poner de acuerdo para hacer este reglamento? Ojalá que sí, pero será muy, muy complicado y tomará muchísimo tiempo.

Solo me queda una última cosa que decir:

Hago un llamado a los líderes sociales y a todos los colombianos en el exterior que están participando en este tema o que quieran hacerlo: por favor, empecemos por el principio, por la base. El tiempo, la energía y el trabajo debemos encauzarlo en lo fundamental, en incidir para que cambien la Ley 1465 de 2011 y antes, el decreto 1239 de 2003. O si no, no vamos a llegar a ningún Pereira. Como decía sabiamente mi madre.

Anuncios

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Colombia responde acerca de la Mesa Nacional de la Sociedad Civil para las Migraciones (25-03-2016)

Estándar

En el artículo anterior me interrogaba sobre cómo se conformaría la Mesa Nacional de Sociedad Civil para las Migraciones LA MESA DE LA SOCIEDAD CIVIL EN ASUNTOS DE MIGRACIÓN (25-02-2016). Por esto le envié una serie de preguntas al Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia, para tratar de sacar las respuestas en el último número del periódico Colombia. Como no llegaron a tiempo, se exponen ahora. Es una información muy valiosa para todos los colombianos que vivimos en el exterior y que estamos interesados en participar en los procesos que nos afectan directamente. Copio pues las preguntas y resumo las respuestas recibidas del Ministerio de Asuntos Exteriores de Colombia:

  1. ¿Por qué se demoró tanto la convocatoria para conformar la Mesa Nacional de la Sociedad Civil del Sistema Nacional de Migraciones, si la Ley para el Sistema Nacional de Migraciones fue expedida en 2011?

Ministerio de Relaciones Exteriores: «Es necesario tener en cuenta que anterior a la ley 1465, se expidió el Decreto 1239 de 2003 que crea la Comisión Nacional Intersectorial de Migración (CNIM) como un órgano para la coordinación y orientación en la ejecución de la política migratoria del país». Este órgano debe ser presidido por el Ministro de Relaciones Exteriores, y conformado por los ministros: del Interior y de Justicia, de Defensa Nacional, de la Protección Social, de Comercio, Industria y Turismo; y por los directores: del Departamento Administrativo de Seguridad DAS (que ya no existe), del Departamento Nacional de Planeación, del ICFES, el del ICETEX, y el de Asuntos Consulares y Comunidades Colombianas en el Exterior del Ministerio de Relaciones Exteriores. La cantidad de miembros lo hacen inoperante (nunca se han reunido) y por tanto el Ministerio de Relaciones Exteriores está buscando modificar este decreto y la propia Ley 1465 de 2011 así como el proyecto de ley 073 de 2014. Para propiciarlo, se ha convocado a la sociedad civil y a diferentes sectores para que envíen sus propuestas. (Consultar en el enlace: http://www.colombianosune.com/mesa-nacional-sociedad-civil/proyecto-ley )

  1. ¿Quiénes estaban invitados a la convocatoria inicial del 19 de febrero de 2016 para la conformación de la Mesa? ¿Por qué no se tuvo en cuenta a los colombianos en el exterior?

M.R.E: «Para la primera convocatoria se tuvieron en cuenta los diferentes actores que estipula la ley, incluidos los colombianos en el exterior».

Aquí pregunté que si la reunión era en Bogotá, los colombianos que vivimos en otros países no podríamos haber asistido. A esto me respondieron que se iban a habilitar sistemas de video-conferencia. Pero sobre esta forma de participar no teníamos noticias en las fechas previas a esta reunión.

M.R.E: «Además se amplió el plazo para el envío de mejoras a las propuestas.imagen_como_vamos Por eso, se reprogramó para el 29 de abril y se generaron las mesas de trabajo “diálogos por
Colombia en el exterior”
que tendrán lugar en 9 consulados de Colombia en el Mundo». Más información en el enlace y el video: http://www.colombianosune.com/mesa-sociedad-civil

¿Qué es la Mesa de la Sociedad Civil? (Video de Colombia Nos Une)

  1. ¿Hay algún reglamento para la conformación de dicha Mesa? Por ejemplo: ¿cuántos miembros tendrá? ¿Cómo se elegirán o con qué criterios? ¿Habrá presupuesto para su funcionamiento? ¿Cómo se va a articular la participación en la Mesa de los colombianos en el exterior?

M.R.E: «La propuesta e intención del espacio del 29 de abril es precisamente esa». Se están realizando reuniones preparatorias en diferentes consulados para definir el reglamento. Más información en Madrid: cmadrid@cancilleria.gov.co o angela.zuluaga@cancilleria.gov.co Para otros consulados, escribir al correo: colombianosune@cancilleria.gov.co

imagen_participar

Los colombianos en el exterior podrán enviar sus propuestas, observaciones o modificaciones a la ley en el Consulado cerca de su circunscripción a más tardar el 11 de abril. Esto con el objetivo que sean sintetizadas y sistematizadas. http://www.colombianosune.com/como-participar

Considero muy importante que a los colombianos que residimos fuera de nuestro país se nos esté propiciando estos espacios para debatir y exponer nuestras propuestas. Esperemos que no se queden en el papel como en la mayoría de ocasiones. Los medios de comunicación haremos un seguimiento de los resultados de estas reuniones, de las propuestas finales y estaremos atentos a su puesta en marcha.

Tus comentarios y opiniones son muy importantes.

(Imágenes tomadas de la web de Colombia Nos Une)

El fracaso en España del “Programa Retorno Productivo” del Gobierno Colombiano (26-08-2013)

Estándar

Imagen

En vista de que muchos colombianos lo estaban pasando verdaderamente mal por el tema de la crisis española, al Gobierno Colombiano se le ocurrió la brillante idea de hacer un programa para ayudarles a regresar a su querido terruño. Idea que en la teoría suena muy bien, pero que al llevarla a cabo, no cumplió con las expectativas que generó en la gente. La falta de planificación para que el programa se adaptara a la realidad de los colombianos residentes en España, la pésima gestión y desinformación, pasó factura. Como siempre, los perjudicados fueron los trescientos participantes en la iniciativa.

En agosto de 2012, se firmó un convenio de asociación entre el SENA (Servicio Nacional de Aprendizaje) y el Ministerio de Asunto Exteriores, representando a Colombia y por España, el Instituto Cameral para la Creación y Desarrollo de la Empresa (INCYDE), una fundación de las Cámaras de Comercio españolas, con el fin de desarrollar un programa de apoyo al retorno. El monto de la inversión ascendía a 1.849’165.336 de pesos (casi un millón de euros), de los cuales el gobierno colombiano desembolsaría alrededor de mil millones de pesos (cerca de quinientos mil euros), una parte en dinero y otra en especie, o sea en personal y otro tipo de recursos materiales. Todo de nuestros impuestos,  de los bolsillos de los colombianos.

Para atraer a los trescientos “beneficiarios” se hicieron reuniones informativas en varias ciudades de España a las que asistieron más de seiscientas personas, se divulgaron “las ventajas del programa” en los más importantes medios de comunicación de ambos países. Los requisitos eran muy sencillos: la mayoría los cumplía, entre otros, el de tener una idea de negocio en Colombia.  Lo que más llamó la atención y por lo que se inscribieron al programa, fue por la promesa de que el Gobierno Colombiano disponía de dos mil millones de pesos provenientes del “Fondo Emprender” para financiar una gran parte de los planes de negocio que se presentaran y que se consideraran viables.

La hora de la verdad

El INCYDE, entidad española que realizaría la formación, eligió a los participantes que cumplían el perfil y que asistieron religiosamente al curso y a las asesorías presenciales durante tres meses, invirtiendo más de siete horas a la semana, sacrificando tiempo para el trabajo, la familia u otras actividades, retrasando su vuelta y haciendo un esfuerzo económico, muy grande para muchos. Faltando menos de un mes para terminar el proceso, se conoce la convocatoria del “Fondo Emprender” a la que se debía presentar las ideas de los futuros empresarios próximos a retornar. Cuál fue la sorpresa al leer los nuevos requisitos: tener estudios superiores en los últimos cinco años o haber realizado unos cursos específicos en el SENA, entre otros, con lo cual, la mayoría de esos trescientos colombianos se quedaba por fuera del programa. Pero el curso estaba finalizando y ya no había marcha atrás. La falta de organización y la desinformación reinaron desde el inicio. Las dudas, cada vez en aumento, no eran solucionadas, pues según el INCYDE,  en Colombia nadie respondía.

Antes de conocer la dura noticia, muchos de los perjudicados ya habían tomado decisiones trascendentales que afectaron sus vidas y las de sus familias, tales como: regresar a Colombia, sacar a los hijos del colegio, dejar los trabajos y demás. Las ilusiones y esperanzas se diluyeron, las promesas a los familiares en Colombia se quedaron en nada. Como nos cuenta Helver Amezquita: “fui seriamente perjudicado por el programa de retorno porque tenía una empresa en Madrid que cerré para poder participar del programa y ahora estoy, que ni en Colombia ni en España tengo absolutamente ninguna esperanza”.

Lo peor de todo es que el SENA y el Ministerio de Asuntos Exteriores no reconocen sus errores y poco han hecho para dar respuesta a las inquietudes de un grupo de perjudicados que está luchando para que se cumpla lo prometido.

¿Cuándo aprenderemos, señores del Gobierno, a no improvisar y a dejar de hacer programas al margen de las realidades sociales? No se puede jugar con las ilusiones y el dinero de la gente.

Escríbenos, sugiere temas y opina: claudia@escolombia.es

Para ver la edición impresa: http://escolombia.es/I/Portada.pdf página 18