El Ministerio de Asuntos Exteriores de Colombia responde acerca de la Mesa Nacional de la Sociedad Civil para las Migraciones (25-03-2016)

Estándar

En el artículo anterior me interrogaba sobre cómo se conformaría la Mesa Nacional de Sociedad Civil para las Migraciones LA MESA DE LA SOCIEDAD CIVIL EN ASUNTOS DE MIGRACIÓN (25-02-2016). Por esto le envié una serie de preguntas al Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia, para tratar de sacar las respuestas en el último número del periódico Colombia. Como no llegaron a tiempo, se exponen ahora. Es una información muy valiosa para todos los colombianos que vivimos en el exterior y que estamos interesados en participar en los procesos que nos afectan directamente. Copio pues las preguntas y resumo las respuestas recibidas del Ministerio de Asuntos Exteriores de Colombia:

  1. ¿Por qué se demoró tanto la convocatoria para conformar la Mesa Nacional de la Sociedad Civil del Sistema Nacional de Migraciones, si la Ley para el Sistema Nacional de Migraciones fue expedida en 2011?

Ministerio de Relaciones Exteriores: «Es necesario tener en cuenta que anterior a la ley 1465, se expidió el Decreto 1239 de 2003 que crea la Comisión Nacional Intersectorial de Migración (CNIM) como un órgano para la coordinación y orientación en la ejecución de la política migratoria del país». Este órgano debe ser presidido por el Ministro de Relaciones Exteriores, y conformado por los ministros: del Interior y de Justicia, de Defensa Nacional, de la Protección Social, de Comercio, Industria y Turismo; y por los directores: del Departamento Administrativo de Seguridad DAS (que ya no existe), del Departamento Nacional de Planeación, del ICFES, el del ICETEX, y el de Asuntos Consulares y Comunidades Colombianas en el Exterior del Ministerio de Relaciones Exteriores. La cantidad de miembros lo hacen inoperante (nunca se han reunido) y por tanto el Ministerio de Relaciones Exteriores está buscando modificar este decreto y la propia Ley 1465 de 2011 así como el proyecto de ley 073 de 2014. Para propiciarlo, se ha convocado a la sociedad civil y a diferentes sectores para que envíen sus propuestas. (Consultar en el enlace: http://www.colombianosune.com/mesa-nacional-sociedad-civil/proyecto-ley )

  1. ¿Quiénes estaban invitados a la convocatoria inicial del 19 de febrero de 2016 para la conformación de la Mesa? ¿Por qué no se tuvo en cuenta a los colombianos en el exterior?

M.R.E: «Para la primera convocatoria se tuvieron en cuenta los diferentes actores que estipula la ley, incluidos los colombianos en el exterior».

Aquí pregunté que si la reunión era en Bogotá, los colombianos que vivimos en otros países no podríamos haber asistido. A esto me respondieron que se iban a habilitar sistemas de video-conferencia. Pero sobre esta forma de participar no teníamos noticias en las fechas previas a esta reunión.

M.R.E: «Además se amplió el plazo para el envío de mejoras a las propuestas.imagen_como_vamos Por eso, se reprogramó para el 29 de abril y se generaron las mesas de trabajo “diálogos por
Colombia en el exterior”
que tendrán lugar en 9 consulados de Colombia en el Mundo». Más información en el enlace y el video: http://www.colombianosune.com/mesa-sociedad-civil

¿Qué es la Mesa de la Sociedad Civil? (Video de Colombia Nos Une)

  1. ¿Hay algún reglamento para la conformación de dicha Mesa? Por ejemplo: ¿cuántos miembros tendrá? ¿Cómo se elegirán o con qué criterios? ¿Habrá presupuesto para su funcionamiento? ¿Cómo se va a articular la participación en la Mesa de los colombianos en el exterior?

M.R.E: «La propuesta e intención del espacio del 29 de abril es precisamente esa». Se están realizando reuniones preparatorias en diferentes consulados para definir el reglamento. Más información en Madrid: cmadrid@cancilleria.gov.co o angela.zuluaga@cancilleria.gov.co Para otros consulados, escribir al correo: colombianosune@cancilleria.gov.co

imagen_participar

Los colombianos en el exterior podrán enviar sus propuestas, observaciones o modificaciones a la ley en el Consulado cerca de su circunscripción a más tardar el 11 de abril. Esto con el objetivo que sean sintetizadas y sistematizadas. http://www.colombianosune.com/como-participar

Considero muy importante que a los colombianos que residimos fuera de nuestro país se nos esté propiciando estos espacios para debatir y exponer nuestras propuestas. Esperemos que no se queden en el papel como en la mayoría de ocasiones. Los medios de comunicación haremos un seguimiento de los resultados de estas reuniones, de las propuestas finales y estaremos atentos a su puesta en marcha.

Tus comentarios y opiniones son muy importantes.

(Imágenes tomadas de la web de Colombia Nos Une)

Anuncios

LA MESA DE LA SOCIEDAD CIVIL EN ASUNTOS DE MIGRACIÓN (25-02-2016)

Estándar

 

El 29 de junio de 2011, el Gobierno colombiano promulgó la Ley 1465, “Por la cual se crea el Sistema Nacional de Migraciones y se expiden normas para la protección de los colombianos en el exterior”. Una Ley que aunque tarde, por lo menos se hizo. Y como todo en Colombia se demora, llega mal o no llega, la reglamentación y puesta en marcha de dicha Ley, ha ido más lenta que una babosa.

Se supone que El Sistema Nacional de Migraciones (SNM) es lo primero que se debe conformar para poder avanzar en los beneficios que esta Ley brindará a los colombianos en el exterior o en proceso de retorno. Pues bien, ya han pasado casi cinco años y apenas se está dando los primeros pasos. Uno de ellos, que considero el más importante porque nos incluye como ciudadanos, es el de la conformación de la Mesa de la Sociedad Civil para las Migraciones, “donde tendrán asiento el sector privado, las organizaciones no gubernamentales, la academia y las organizaciones de colombianos en el exterior cuyos objetivos atienda a temas migratorios”, según reza la propia Ley. Para lo cual se convocó una reunión en Bogotá para el día 19 de febrero de 2016.

 ¿Quiénes se sientan en la mesa?

A muchos colombianos y organizaciones en el exterior nos pareció bastante absurdo que se programara una reunión en la capital de Colombia que dejaba de lado a los colombianos que vivimos en otros países. En ese momento pensamos que ¿acaso nuestro aporte no se considera valioso, cuando somos nosotros los afectados y beneficiarios directos de dicha Ley? Es que teníamos que estar en esa reunión. Pues como era lógico, se generó tal revuelo, que el Ministerio de Relaciones Exteriores y su oficina de Colombia Nos Une, tuvieron que dar marcha atrás a la convocatoria para podernos incluir. Tan absurdo que nos dejaran al margen, como que estaban pasando por alto otro artículo de la misma Ley 1465, el séptimo, que estipula: “El Gobierno Nacional creará espacios para la participación, con el propósito de facilitar interlocución de las asociaciones, redes y federaciones de colombianos en el exterior. En estos espacios se presentarán y concertarán las propuestas de dichas comunidades, a fin de ser evaluadas y aplicadas por la Comisión Nacional Intersectorial de Migración”.

grafico_ss_1_0

Al final el encuentro para la conformación de la Mesa de la Sociedad Civil, se hará el 29 de abril de 2016. Aunque antes se hará unas sesiones de trabajo en diferentes ciudades del mundo para recoger las inquietudes, necesidades y sugerencias de los verdaderos protagonistas de esta historia. No conocemos aún, el mecanismo. El comunicado que invita a la nueva reunión está encabezado por el siguiente párrafo: “El Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia propiciará el espacio a la sociedad civil con el fin de ayudar a conformar la Mesa Nacional de la Sociedad Civil del Sistema Nacional de Migraciones”. Lo de “ayudar” me hace dudar si los colombianos que vivimos en otros países podremos sentarnos en esa Mesa de la Sociedad Civil o sólo “ayudaremos” a conformarla con nuestras sugerencias.

Muchas preguntas por resolver

Quedan otros interrogantes en el aire pues no hay un reglamento en el que se enmarque la conformación de dicha mesa. Por ejemplo: ¿Cuántos miembros va a tener? ¿Habrá presupuesto para su funcionamiento? ¿Cómo se va a articular la participación en la mesa de los colombianos en el exterior? Y otros más que no pude resolver, pues en el Ministerio de Relaciones Exteriores no alcanzaron a responderme antes de la edición de este periódico.

En el comunicado en el que se cambiaba la fecha de la reunión, también se anunciaba que se encuentra en trámite el proyecto de Ley 073 que cursa actualmente en el Congreso sobre la modificación a esta Ley de la que hablamos en este artículo (Ley 1465 de 2011) e informan que “paralelamente y antes de la reunión se recibirán observaciones por escrito a dicha modificación al correo colombianosune cancillería.gov.co”. Considero que hay que indagar más en qué consiste esta modificación, si ni siquiera se ha reglamentado esta Ley 1465 y ya quieren reformarla. Pero esto será en siguientes artículos.

Por el momento pedimos que se nos tenga en cuenta. Eso es lo normal y lo que exigimos al Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia y a su programa Colombia Nos Une: no solo que se escuchen nuestras sugerencias para la conformación de la Mesa de la Sociedad Civil para las Migraciones, sino que hagamos parte de ella.

Aterrizaje forzoso (25-11-2015)

Estándar

Mi familia y yo nos vinimos muy ilusionados hace tres años. Aunque mi hija de veinte años no quiso regresar con nosotros. Pero claro, no la podíamos obligar. Todo el mundo decía que aquí estaba todo mejor pero fue duro estrellarnos con la realidad. Mi esposo y yo estuvimos buscando trabajo casi un año. Él encontró algo gracias a Dios, aunque no gana mucho. Nos gastamos los ahorros y se nos acabaron las ayudas en España por esperar a ver si la cosa mejoraba, pero nada. Aquí queríamos hacer un préstamo para montar algún negocito pero nos lo negaron en todas partes. Si no es por nuestra gente de aquí… no sé qué hubiéramos hecho.

Es el resumen de la historia de retorno de Amalia López y su familia quienes regresaron a Medellín en el 2012. Y es el drama por el que han pasado o pasan muchos de los retornados.

¿Con qué dificultades se encuentran los que regresan?

maletas

-Falta de oportunidades de empleo. A pesar de la experiencia adquirida en el exterior, se encuentran con barreras como la edad o la pérdida de su red de contactos. Y si el proceso de búsqueda de trabajo se hace largo, puede generar frustración y bajar la autoestima.

-Acceso nulo a los créditos. Los que llevan mucho tiempo por fuera de Colombia y quieren emprender su negocio, no pueden contar con los bancos o cajas pues han perdido el historial crediticio en su propio país. Las entidades financieras les niegan los préstamos por considerarlos de «alto riesgo».

-Adaptación lenta de los menores y jóvenes (incluso de los adultos) a su nuevo entorno. Los miembros de la familia sufren un desarraigo de su medio habitual, lo que puede generar conflictos sicológicos en algunos, sobre todo en los más jóvenes.

-Pérdida de calidad de vida. En Colombia el sistema de salud, de educación, de transporte público, entre otros, funciona a media máquina y a costos muy elevados, en comparación con países como España. La sensación de inseguridad por los altos índices de delincuencia también es una barrera para la adaptación. Los que regresan sienten que retroceden en bienestar, al que ya se habían acostumbrado en el otro país.

-Ser una carga para sus familias. Los que regresan con dificultades económicas recurren a sus allegados que los apoyan mientras se reacomodan. Muchos pasaron de aportar a la economía familiar a ser una carga para ella.

A estas dificultades se suma la falta de ayuda del estado colombiano y su ineficacia en la aplicación de la ley del retorno que tiene como objeto:

Brindar un acompañamiento integral a aquellos colombianos que voluntariamente desean retornar al país.

Palabras que se quedaron en el papel. Por ahora, los retornados cuentan con ellos mismos y su círculo cercano para salir adelante. No hay que olvidar el valor de la trayectoria del migrante. Como dice Samir Puerta, experto en migraciones de la OIM:

Quienes han vivido fuera llegan con dos competencias muy valiosas: ciudadanas, porque han residido en urbes desarrolladas, con valores culturales y de convivencia altos; y laborales, por la experiencia acumulada.

Ojalá que el gobierno colombiano también valorara esto.

Elecciones departamentales y municipales de octubre: ¿Podremos votar en el exterior? (25-09-2015)

Estándar

Hace cuatro años se anunciaba una gran noticia con bombos y platillos, la que los colombianos en el exterior celebramos algo incrédulos. Era un triunfo de las asociaciones de inmigrantes y otras organizaciones que beneficiaba a millones de ciudadanos: se trataba de la sanción de la Ley 1465 de 29 junio de 2011: Por la cual se crea el Sistema Nacional de Migraciones y se expiden normas para la protección de los colombianos en el exterior. Celebramos por lo que implicaba esta Ley y sobre todo por un punto que menciona en sus principios:

4. Participación de la diáspora colombiana en los destinos del país y el ejercicio de los derechos de sufragio activo y pasivo en igualdad de condiciones con el resto de los colombianos.

Significaba que los colombianos en el exterior, por fin, recuperábamos el derecho a la participación política plena. En 2011 el Gobierno colombiano anunciaba, después de promulgada la dichosa Ley 1465 de 2011, que se podrían a disposición todos los mecanismos para que pudiéramos votar o ser elegidos en los comicios regionales que se celebraron ese mismo año. No fue así.

¿Y para las elecciones regionales de octubre de 2015?

logo 2015 eleccNo sabía cómo estaba la situación para este año, si ya el Gobierno colombiano había hecho la tarea completa y en octubre de 2015 sí votaríamos. Para salir de dudas, decidí escribir una consulta a la Registraduría y esta fue su respuesta (pego la foto de la pantalla de mi correo electrónico):

e mailSalvo los errores ortográficos (votar con “b”, faltan tildes y comas…), no hay mucho que resaltar en esta respuesta tan parca, solo que cuatro años después tampoco será posible ejercer mi derecho. Aquella Ley quedó en letra mojada. Los que vivimos en otros países, al parecer, no somos iguales al resto de compatriotas que habitan en Colombia: no podremos votar ni ser elegidos en las próximas elecciones del 25 octubre de 2015. Se decidirán los cargos de Gobernadores para los 32 departamentos, Diputados de las Asambleas Departamentales, Alcaldes de 1099 municipios, Concejales municipales y Ediles de las Juntas Administradoras Locales del territorio nacional. Pero nosotros, alrededor de cinco millones de personas que residimos fuera de Colombia, no tendremos la oportunidad de participar.

Quise saber más, si había un por qué o algún mecanismo en marcha para que pudiéramos ejercer nuestro derecho al voto en un futuro. Seguí investigando en la página de la Registraduría y me encontré esto en el apartado de preguntas frecuentes:

8.¿En que tipo de elecciones ordinarias pueden participar los colombianos residentes en el exterior?

Los colombianos que viven en el exterior solamente pueden votar en elecciones de decisión nacional como Presidente o Congreso, más no de decisión local, ya que no se ven afectados directamente con la elección de algún candidato en particular.

 ¿Qué no me veo afectada con la elección de algún candidato en particular? Pero ¿quiénes son en la Registraduría para saber qué me afecta o no? No poder elegir (o ser elegidos) a quienes gobernarán en nuestra patria chica, me parece un atropello, un irrespeto a nuestros derechos constitucionales de participación en igualdad de condiciones. Allá es donde vive nuestra familia, amigos y a lo mejor es donde nosotros, en un futuro o en breve, volveremos. Claro que me afecta. Y mucho.

deposite voto

Debemos reclamar que nos devuelvan los derechos que perdimos cuando tuvimos que salir de Colombia por diferentes circunstancias.

Los colombianos en el exterior preguntamos al Gobierno: ¿Hasta cuando seguiremos al margen de las decisiones importantes de nuestra patria?

¿Tú qué opinas? ¿Te gustaría votar por el gobernador y el alcalde de tu región?

NO TE MUERAS EN TIERRAS EXTRANJERAS (25-07-2015)

Estándar

A quien se le haya muerto algún familiar o amigo cercano sabrá lo importante que es verlo por última vez, aunque ya esté sin vida. O por lo menos saber que está ahí, en un cofre cerrado. Es necesario para nuestro proceso de elaboración del duelo. Pero a muchas familias en Colombia se les alarga el suplicio a la espera de los restos de ese ser querido que vivía en el exterior o incluso, nunca lo pueden volver a ver. Se enfrentan a papeleos interminables y a otras dificultades, la primordial es el alto costo de este trámite. Repatriar un cuerpo desde España puede salir por unos ocho mil euros o más. Desde el resto del mundo, los costos varían desde tres mil hasta cincuenta mil dólares, dependiendo del país en el que se produzca el deceso.

¿Y el Estado colombiano cómo ayuda a las familias en este trance?

Para responder a esto, me puse en la tarea de buscar, como si se me acabara de morir un pariente. Consulté en internet las páginas del Consulado de Colombia en Madrid y en las preguntas frecuentes había una: ¿Existe alguna ayuda económica para la repatriación de cadáveres? No me imagino la desorientación que podría sentir un allegado ante la respuesta cortante, escueta y que remarca el NO: «Los gastos que implica la repatriación de un connacional fallecido en el exterior deben ser asumidos por sus familiares, el Ministerio de Relaciones Exteriores NO cuenta con fondos…» En otra parte de la misma web, explican que se realiza la repatriación en casos de muerte por catástrofes naturales (terremotos, tsunamis…) y que ofrecen orientación a las familias. Y rebuscando mucho, encontré que apoyan solo para el envío de las cenizas. Pero es que esto resulta tan barato como enviar un paquete por correo. Y claro, la mayoría de familias prefieren tener el cuerpo con ellos antes de decidir si lo creman o lo entierran.

rosa cementerio

Ahora, si el allegado del difunto quiere hablar con el Consulado de Colombia en Madrid, no podrá, pues en las dos líneas telefónicas habilitadas le va a contestar una máquina. Aunque en ese momento de dolor esta persona lo que necesita es a un experto que le tranquilice, le guíe en medio del caos y le explique los pasos a seguir. Pero lo que se encuentra es una voz fría de grabadora que seguro aumentará su desesperación, impotencia y sensación de desamparo.

Vemos que los objetivos que se traza la Ley 1465 del 29 junio 2011 en la que «se expiden normas para la protección de los colombianos en el exterior», se quedaron en letra mojada. Sobre todo el de «Proponer la implementación de una póliza de seguro integral para la repatriación de los cuerpos de nuestros connacionales fallecidos en el exterior». Bueno, digamos que lo hacen a través de la que llaman Red Vuelve, que es solo un listado de empresas que venden el servicio de repatriación de cadáveres o de pólizas de seguro. O sea que la Cancillería hace de intermediario para que empresas privadas se lucren del dolor ajeno. Envidia nos da cuando vemos que otros países como Ecuador, pagan la totalidad de los gastos de repatriación de sus fallecidos a las familias con bajos recursos.

La única solución

Por el momento, la única alternativa para los colombianos en el exterior y sus parientes, es comprar un seguro de vida que incluya la repatriación. Así les evitaremos muchos dolores de cabeza a los nuestros. La prima anual vale en España entre treinta y cien euros al año, depende de la compañía y de las coberturas que se quieran contratar.

Pensándolo bien, lo mejor es no morirse. O en caso de que no lo puedas evitar, te sugiero que no te mueras en tierras extranjeras, menos si no estás cubierto por un seguro. Pero como la muerte no avisa, es preferible que te hagas un seguro de estos. Por lo menos hasta que el Gobierno colombiano cumpla con lo de «proteger a los colombianos en el exterior». O se apiade de nuestra familia y de nuestros despojos y ayude a cumplir un último deseo: que descansemos en paz en la tierra que nos vio nacer.

Indignación con el programa «Es Tiempo de Volver» para el retorno de los cerebros fugados (25-03-2015)

Estándar

En marzo del 2014, el Gobierno de Santos, a través de Colciencias, lanzó una convocatoria para que investigadores de todas las áreas de la ciencia, formados en las universidades más prestigiosas del mundo, regresaran a Colombia a realizar trabajos de investigación, durante dos años, en sus respectivos campos. A este llamado respondieron alrededor de diez mil profesionales de los que se seleccionaron ciento cuarenta. Este programa llamado «Es tiempo de volver», dejó a muchos tirados en el proceso.

Lo que ofrecía el Gobierno

La idea era incorporar a doscientos investigadores a universidades, centros de investigación, o de desarrollo tecnológico y empresas con estancias posdoctorales. La oferta tenía sus ventajas: una de las dos modalidades ofrecía seis millones de pesos mensuales libres de impuestos durante dos años, seguridad social, seguro de vida, beneficios tributarios, acompañamiento en el retorno, asesoría en la búsqueda de vivienda, exenciones en impuestos para el ingreso de menaje doméstico, gastos de instalación de $10 millones y tiquetes aéreos. También facilidades para comprar casa y vehículo, tarjetas débito y de crédito, afiliación a una caja de compensación familiar y hasta boletas para asistir al próximo Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá. ¿Tanto y tan bueno, sería verdad? Algunos dudaban.

La falta de seriedad de Colciencias

convoc colciencias

Empezaba un calvario para muchos. Los cupos que inicialmente eran doscientos, quedaron en ciento cuarenta. A pesar de que 883 personas cumplieron los requisitos. La respuesta de Colciencias fue que algunas instituciones no encontraron personal adecuado para el puesto ofertado y al final declararon desiertas algunas convocatorias. ¿Entre diez mil profesionales no encontraron a uno adecuado? Muchas de estas convocatorias «desiertas» se cerraron después de las elecciones presidenciales ¿Mera coincidencia?

La publicación de resultados estaba programada para el 6 de agosto de 2014, pero se fue dilatando por cambios en los términos de la convocatoria, y finalmente se hizo en septiembre para la modalidad 2, aquellos Ph.D (posdoctores) que querían vincularse con empresas, y en octubre para la modalidad 1, los que debían presentar un proyecto para ingresar a un grupo de investigación nacional.

Después de que fueran aceptados, muchos empacaron maletas, desmantelaron sus antiguas casas, algunos renunciaron o dejaron de aceptar otros puestos en centros prestigiosos y volvieron a Colombia. Se tuvieron que gastar sus ahorros, estaban desprotegidos de salud y con otras situaciones familiares desesperadas aguardando respuestas. Otros se quedaron en sus antiguos trabajos hasta que Colciencias les confirmara cuándo les harían el contrato y en qué momento iban a empezar a recibir las ayudas prometidas. Casi treinta perjudicados.

«Tan pronto supe que había sido seleccionado presenté mi renuncia en la universidad en la que me desempeñaba como coordinador de investigación en Tanzania y empecé a planear mi viaje a Colombia. Ha sido un camino largo para mi vuelta al país: seis años en Estados Unidos, dos en Sudáfrica y un último año en Tanzania» Decía en enero de 2015 Jesús Orozco en el blog de Las 2Orillas. «Ya son más de cuatro meses desde que Colciencias publicó los resultados finales de su famosa convocatoria “Es Tiempo de Volver”. El mismo tiempo que llevo desempleado».

En una reunión que tuvieron con los perjudicados vía internet, en la que por cierto hubo muchos fallos técnicos, uno de los funcionarios de Colciencias les dijo: «ustedes no están en Disneylandia, tienen que adaptarse a la realidad de Colombia». Según testimonios, los trataron de manera despectiva y les hicieron comentarios de burla.

Al parecer todas las fallas del programa Es tiempo de Volver, fueron producto de la mala planificación, por no cerrar a tiempo los convenios con las diferentes instituciones, por la poca de claridad con las mismas y con los participantes. Querían sacarlo todo antes de las elecciones del año pasado. El presupuesto y los salarios ofrecidos a empresas, organizaciones y a los investigadores, tampoco fueron los que prometieron en un principio y por eso también habían quejas.

Yaneth Giha, la actual directora de Colciencias dice que garantizará los recursos y contratos. Ojalá cumpla.

Esperemos que Santos se tome en serio su propio discurso cuando presentó este programa: «es tiempo de que los colombianos valoremos, de verdad, a nuestras eminencias, a nuestros sabios –porque eso es lo que son–».

Tus opiniones y comentarios son muy valiosos, los espero.

EL PRÓXIMO 20 DE FEBRERO LOS COLOMBIANOS VUELVEN A PROTESTAR FRENTE A SUS CONSULADOS 25-01-2015

Estándar

Los colombianos en el exterior y los retornados se han organizado para protestar. Ante la indiferencia y abandono del Gobierno colombiano, que no defiende nuestros derechos, se ha convocado una nueva manifestación pacífica, para el día viernes 20 de febrero a las 10 de la mañana hora de Colombia y 4 de la tarde hora de España, al frente de los consulados de todo el mundo. También se ha lanzado una petición dirigida al Presidente, al Senado y a la Cámara, firmada por los colombianos. Para ver la petición y firmar, busca y comparte este enlace: https://www.change.org/p/senado-de-la-rep%C3%BAblica-de-colombia-por-una-pol%C3%ADtica-migratoria-ben%C3%A9fica-justa-y-realizable-que-respete-nuestros-derechos

petición

A través de las protestas y de la petición, se exige entre otras cosas:

Que se restituya una de las curules de los representantes a la Cámara de los colombianos en el exterior. De las dos que estaban vigentes, el Gobierno ha decidido eliminar una para las próximas legislaturas. Incluso se le solicita al Gobierno estudiar y aprobar una tercera curul. Somos alrededor de cinco millones de colombianos que vivimos fuera del país y tenemos derecho a tener nuestros representantes políticos en proporción al número de representados.

La eliminación del Impuesto de Timbre Nacional (45%) para los trámites de los colombianos en el exterior. Como consecuencia de este elevado impuesto, pagamos uno de los pasaportes más caros del mundo.

Que se termine de reglamentar y de aplicar, de manera efectiva, la Ley 1465 de 2011 (Sistema Nacional de Migraciones). Que considera, entre otras cosas, la creación del Viceministerio de la Migraciones; la implementación de una póliza de seguro integral para la repatriación de los cuerpos de los connacionales fallecidos en el exterior; y un fondo especial para la protección de la población vulnerable o en riesgo de exclusión.

-Que se termine de reglamentar y de aplicar, de manera efectiva, la Ley 1565 de 2012 (Ley Retorno). Que contempla apoyos y ayudas a la población que regrese al país en cuanto a: salud, becas, créditos, vivienda social, emprendimiento y empleo.

-Que se conforme una «comisión Especial», integrada por los Representantes a la Cámara de los colombianos en el exterior, diferentes ONG, entidades gubernamentales y ciudadanos conocedores del tema de la inmigración y el retorno, para la reforma y/o reglamentación de manera urgente de las Leyes 1465 de 2011 (Migraciones) y 1565 de 2012 (Retorno).

-La reforma del reglamento del Fondo Emprender y del SENA, para que toda la población retornada pueda tener acceso a los beneficios que otorga ese fondo a través de su Capital Semilla, para la financiación de sus proyectos empresariales.

protesta6

Protestas de colombianos en Estados Unidos el pasado diciembre de 2014

-Destinar los beneficios financieros y tributarios que producen las remesas que enviamos los colombianos desde el exterior, para la elaboración de programas destinados a mejorar la calidad de vida de nuestras familias en Colombia, y de quienes retornan en circunstancias desfavorables.

-La creación de una auditoria por parte de la sociedad civil, de los colombianos residentes en el exterior y retornados, para el control y vigilancia de los presupuestos, ejecución y resultados de los planes, programas y proyectos que cree el Gobierno Nacional, relacionados con los colombianos en el exterior y la población en proceso de retorno.

Te invitamos a que firmes y a que asistas a la protesta pacífica. Están en juego tus derechos, tu bienestar y los de tu familia. Si quieres colaborar, puedes contactar el facebook: https://es-es.facebook.com/retornandoacolombia

Tu opinión es muy importante para nosotros. Puedes escribirla en este blog.