LA MESA COJA (25-04-2016)

Estándar

La Mesa de la Sociedad Civil para las Migraciones todavía tiene un trayecto, creo que más bien largo, para su conformación. Lo próximo será una reunión en Bogotá y vía internet, el 29 de abril, para poner en común las propuestas recogidas en todo el mundo sobre cómo conformar la Mesa y sobre la modificación de la Ley 1465 de 2011. Para los que llegan nuevos al tema, les puedo comentar que la mencionada Mesa apareció por primera vez en la ley 1465 de 2011, «Por la cual se crea el sistema nacional de migraciones y se expiden normas para la protección de los colombianos en el exterior». El artículo 5 de la Ley dice que en esta Mesa «tendrán asiento el sector privado, las organizaciones no gubernamentales, la academia y las organizaciones de colombianos en el exterior cuyos objetivos atiendan temas migratorios». El parágrafo de este artículo añade que la Mesa: «se dará su propio reglamento, elegirá su representante ante la Comisión Nacional Intersectorial de Migración (CNIM) y deberá constituirse jurídicamente». Muy bien, suena bonito. Pero hay varios entuertos por resolver para que la dichosa Mesa salga adelante.

Primero. Antes de que existiera la ley 1465 de 2011 donde se menciona la Mesa, hubo un decreto, el 1239 de 2003 mediante el cual se crea la Comisión Nacional Intersectorial de Migración (CNIM).
A la que no hay que perderle ojo porque tiene mucha tela que cortar, como dicen en España. Esta CNIM será el «órgano para la coordinación y orientación en la ejecución de la política migratoria del país». Y ante la cual tendrá representación un miembro de la Mesa de la que venimos hablando. Pero es que esta Comisión, responsable de la política migratoria de Colombia, NUNCA se ha constituido (desde 2003). ¿Y por qué? Porque debe estar conformada por varios ministerios y otras entidades gubernamentales y ha sido imposible reunir a todos sus representantes para la firma constitutiva. La cantidad de miembros, muchos de los cuales ya NO EXISTEN como el DAS, la hace INOPERANTE, como reconoce el mismo Ministerio de Asuntos Exteriores. (Ver: http://wp.me/p416Jc-5a) ¿Entonces? Este Ministerio dice que está buscando modificar el decreto 1239 de 2003 por inoperante. ¡Pero es que hay que empezar por ahí! Antes de la constitución de la Mesa incluso. Y de la reforma de la Ley 1465 de 2011. O si no ¿ante qué Comisión va a presentar propuestas la Mesa, o a tener representante, si ni siquiera existe?

Diapositiva1

Segundo. Las reuniones preparativas y la recepción de sugerencias para la constitución de la Mesa, también se aprovecharon para ampliar la propuesta de la reforma de la Ley 1465 de 2011, mencionada más arriba. La modificación la está proponiendo Ana Paola Agudelo, Representante a la Cámara por los colombianos en el exterior del movimiento Mira, mediante el Proyecto de ley No 73 de 2014. Me pregunto qué pasará con las propuestas lanzadas por diferentes organizaciones y personas particulares, ¿quién decidirá qué se incluye o que se deja por fuera? Supongo que la misma Representante, lo cual me parece muy poco democrático. ¿Qué pasará con las propuestas que no tienen que ver directamente con la reforma de la ley, pero que sí que importan porque son el sentir de los colombianos en el exterior? Y según parece, el Sistema Nacional de Migraciones que promueve esta Ley, no podrá ser operativo hasta que no se constituya el CNIM, del que hablamos en el punto primero. Considero que se está construyendo la casa por el tejado, sin cimientos. O por decirlo de otra manera, la Mesa saldrá coja.

Tercero. Otro obstáculo difícil es la falta de consenso entre colombianos. Parece que tenemos una enorme incapacidad para ponernos de acuerdo en temas que son para ACUERDObeneficio de todos, como pudimos constatar en las reuniones preparatorias en Madrid. Pongo como ejemplo Madrid, donde tampoco hubo una claridad en todos los participantes sobre qué tipo de propuestas se debían hacer para la conformación de la mesa y para la modificación de la Ley. De ahí lo variopinta de las ideas. Todas muy válidas para la mejora de las condiciones de vida de los colombianos en el exterior y sus familias, pero que no se ajustaban al propósito de las reuniones preparatorias. El desorden, la falta de información y la poca articulación en las reuniones, también fueron consecuencia de la escasa previsión por parte de los promotores (programa Colombia Nos Une del Ministerio de Asuntos Exteriores). Desde allí no se estipuló una metodología o reglamento para la realización de los encuentros. Dejar este punto en manos de los participantes no fue acertado. No sé cómo habrán transcurrido en otros lugares, espero que mejor.

Ojalá se logren acuerdos en la reunión del 29 de abril, cuando se defina la hoja de ruta para la conformación de la Mesa de la Sociedad Civil. Supongo que no será fácil la síntesis del montón de propuestas que ha recibido Colombia Nos Une. Pero bueno, ya será un triunfo si llegamos a un consenso. Seguimos atentos.

Puedes hacer tus comentarios y sugerencias.

Anuncios

Deja tu opinión o comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s