Aliste motores para las elecciones del 2018: inscriba su cédula (25-03-2017)

Estándar

Menos mal, esta vez, nos están avisando con tiempo: que ya podemos inscribir la cédula para votar en las elecciones del 2018. Aunque nunca es suficiente cualquier campaña que se haga. Porque muchos colombianos en el exterior no nos damos cuenta de algunas cosas importantes que nos atañen, como la manera de ejercer nuestro derecho al voto.

Debemos recordar que para poder votar, tenemos que inscribir la cédula en el consulado más cercano a nuestra residencia. El plazo se abrió desde el 11 de marzo de 2017 y cierra el 11 de enero de 2018. No lo deje para última hora.

¿Cuáles son los requisitos para la inscripción de cédula?

-Primero cerciórese dónde está su lugar de votación actual. Puede consultarlo en el siguiente enlace: Lugar de votación Si ya está inscrito cerca de su residencia, no tiene que volver a hacerlo.

-Se debe presentar personalmente en el consulado que le corresponde, si reside en el exterior. Si está en Colombia, en el lugar asignado en su barrio para este efecto.

El único documento permitido para inscribirse es la CÉDULA original, la amarilla con cedula_frontal hologramas. Ningún otro. Si se le perdió o se le dañó, pilas para que saque la nueva porque no se permite tampoco la contraseña o comprobante de que la está tramitando. Hágalo con tiempo.

-Si su cédula la sacó por primera vez a partir del 17 de enero del 2003, ya está inscrito actualmente en el censo electoral. Debe inscribirse únicamente si se cambió de residencia desde ese entonces.

Así los ciudadanos vamos dando los primeros pasos para el 27 de mayo del 2018, cuando se celebrarán las elecciones a la presidencia y vicepresidencia de Colombia. El candidato ganador debe obtener la mitad más uno del total de votos válidos, si no, se pasará a una segunda vuelta entre los dos candidatos más votados el día 17 de junio del mismo año. El nuevo presidente solo podrá gobernar por cuatro años pues la reelección ha desaparecido de las leyes. Las Elecciones legislativas, a la cámara y al senado, se realizarán el domingo 11 de marzo, también del 2018.

Por un país donde quepan todos los apellidos

Ya los candidatos están en el ring, dispuestos a dar la pelea por el poder. Ellos sí que están calentando motores en serio. Ojalá por nuestra parte nos informemos bien y no hagamos caso de los bulos y noticias falsas que abundan en internet. Ya que son el arma favorita de los corruptos para seguir repartiéndose el país, a costa de la miseria de la mayoría de colombianos. Y para que se informe de cómo unas pocas familias son las que se reparten el poder y el dinero en Colombia, le recomiendo que mire esta campaña: #Actuemos  – @Actuemosinfo o el video: Actuemos YouTube

Apellidos

No volvamos a caer. Recordemos que tenemos más poder que los corruptos: somos más. En nuestras manos o nuestro voto puede estar el cambio. Pero primero inscriba la cédula.

 

La Mesa de la Sociedad Civil en Asuntos de Migración: un mueble sin patas (25-02-2017)

Estándar

Para el día 27 de febrero de 2017, los colombianos residentes en Madrid, fuimos convocados por el Consulado de Colombia y el programa de Colombia Nos Une a una reunión pedagógica sobre la Mesa de la Sociedad Civil en Asuntos de Migración. Esta charla fue más bien un carrusel de iniciativas de distintos líderes sociales, acerca de cómo se debería constituir la Mesa. Propuestas todas muy loables y con un trabajo importante detrás, eso sin duda. Es una lástima que sea trabajo y tiempo echados en saco roto. Por lo menos en este momento. Fue la gran conclusión que saqué. Porque:

  1. El asunto de la mesa sigue dando vueltas sobre sí mismo desde hace más de un año. No se va a avanzar en la propuesta de su constitución, lastimosamente, porque las leyes y decretos que enmarcan la Mesa están obsoletos y son inoperantes.
  2. Seguimos derrochando tiempo y energía en tratar de perfilar propuestas de conformación y funcionamiento de la famosa Mesa, cuando deberíamos hacerlo para incidir en el cambio de las Leyes.

Esto de la Mesa parece una espiral infinita. Desde que se planteó en la Ley 1465 de 2011, “Por la cual se crea el Sistema Nacional de Migraciones y se expiden normas para la protección de los colombianos en el exterior”, no ha habido NINGÚN avance. Lo vemos hasta en la página web de Colombia Nos Une. Está desactualizado el apartado sobre la Mesa, desde el año pasado, cuando se hizo la puesta en común de las diferentes propuestas para constituir la Mesa y reformar la ley, en abril de 2016. ¿Qué ha pasado desde entonces? ¿Sí se hizo la hoja de ruta prometida para la conformación de la Mesa? ¿En qué paso vamos? No tenemos información. Lo único que sabemos es lo que se habló en la charla “pedagógica” del 27 de febrero. O sea que la gente sigue haciendo propuestas y no se llega a ninguna ejecución. ¿Por qué no se logra llegar a ninguna conclusión? Primero. porque no se ha encontrado un método efectivo para articular y definir un proyecto común. Segundo, porque la Ley no va a permitir constituir la Mesa, hasta que no se reforme. ¿En qué va la propuesta del cambio de la Ley 1465? Lo último que conocemos es el texto que ya radicaron como Proyecto de Ley 073 de 2014, unos miembros de la Cámara, en cabeza de la representante de los colombianos en el exterior Paola Agudelo.

Entuerto legal

leyes

Sobre el tema legal, ya lo escribí en un artículo publicado aquí mismo, el año pasado. Y copio el párrafo textual pues sigue vigente:

Antes de que existiera la ley 1465 de 2011 donde se menciona la Mesa, hubo un decreto, el 1239 de 2003 mediante el cual se crea la Comisión Nacional Intersectorial de Migración (CNIM). A la que no hay que perderle ojo porque tiene mucha tela que cortar, como dicen en España. Esta CNIM será el «órgano para la coordinación y orientación en la ejecución de la política migratoria del país». Y ante la cual tendrá representación un miembro de la Mesa de la que venimos hablando. Pero es que esta Comisión, responsable de la política migratoria de Colombia, NUNCA se ha constituido (desde 2003). ¿Y por qué? Porque debe estar conformada por varios ministerios y otras entidades gubernamentales y ha sido imposible reunir a todos sus representantes para la firma constitutiva. La cantidad de miembros, muchos de los cuales ya NO EXISTEN como el DAS, la hace INOPERANTE, como reconoce el mismo Ministerio de Asuntos Exteriores. ¿Entonces? Este Ministerio dice que está buscando modificar el decreto 1239 de 2003 por inoperante. ¡Pero es que hay que empezar por ahí! Antes de la reforma de la Ley 1465 de 2011 y de la constitución de la Mesa, obviamente. O si no ¿ante qué Comisión va a presentar propuestas la Mesa, o a tener representante, si ni siquiera existe?

No entiendo por qué se sigue haciendo este tipo de reuniones que no van a desembocar en ninguna solución, si aún no hay vía libre para la constitución de la Mesa de la Sociedad Civil en Asuntos de Migración, desde el punto de vista jurídico.

Además del tema de las leyes, tan fundamental, y después de que se supere (si es que eso pasa), veo un obstáculo más para la conformación de dicha Mesa:

No existe un reglamento mínimo que haga de punto de partida. Como dice la Ley en el parágrafo del artículo 5: “La Mesa Nacional de la Sociedad Civil para las Migraciones se dará su propio reglamento, elegirá su representante ante la Comisión Nacional Intersectorial de Migración y deberá constituirse jurídicamente”. Así dicho, suena hasta fácil. Están dejando esta gran responsabilidad en nuestras manos. Pero somos más de cinco millones de colombianos en el exterior, que vivimos en diferentes países del mundo, ¿nos vamos a poner de acuerdo para hacer este reglamento? Ojalá que sí, pero será muy, muy complicado y tomará muchísimo tiempo.

Solo me queda una última cosa que decir:

Hago un llamado a los líderes sociales y a todos los colombianos en el exterior que están participando en este tema o que quieran hacerlo: por favor, empecemos por el principio, por la base. El tiempo, la energía y el trabajo debemos encauzarlo en lo fundamental, en incidir para que cambien la Ley 1465 de 2011 y antes, el decreto 1239 de 2003. O si no, no vamos a llegar a ningún Pereira. Como decía sabiamente mi madre.

¿Qué es el Foro Internacional de Víctimas? (25-12-2016)

Estándar

Durante los diálogos de paz de la Habana, al llegar al punto de las víctimas en el año 2014, se vio la necesidad de escuchar la voz de los directamente afectados por el conflicto. Es cuando se convoca, por parte de la mesa de diálogo, el Foro Nacional de Víctimas y los Foros Regionales. El fin era recoger el sentir de los millones de víctimas de la guerra colombiana y tenerlo en cuenta para la redacción de esa parte del acuerdo.

Pero las víctimas que tuvieron que salir de Colombia también tenían mucho que decir y no fueron tenidas en cuenta. A pesar de que “el cálculo de ACNUR eleva a 394.100 las personas de origen colombiano que tienen estatus de refugiados/as en países como Venezuela, Ecuador, Panamá, Estados Unidos o de la Unión Europea. Según este mismo informe, otras 391.000 personas son solicitantes de asilo o se encuentran en situaciones similares al refugio” Datos que nos transmiten en la página web del foro. Sin contar los que han tenido que salir del país de manera forzosa y no solicitaron asilo.

Surgió entonces, de forma espontánea, la iniciativa de realizar un foro internacional que aglutinara a los asilados, exiliados, inmigrantes forzosos y otros colombianos en el exterior que se sintieran directa o indirectamente afectados por el conflicto armado o las diferentes maneras de violencia que se incuban en el país. La idea fue hacer una gran reunión simultánea en varios países, con todas las dificultades logísticas que esto conlleva, pero que al final se pudo realizar con la ayuda de la tecnología y de muchas personas que aportaron desde sus saberes.

Nació para quedarse

A partir de ese gran conversatorio transnacional, nace el Foro Internacional de Víctimas, que se ha afianzado como un espacio de diálogo permanente sobre el tema de la paz. Como dice en su página web: http://www.forointernacionalvictimas.com/ “Nuestro objetivo es recoger las reflexiones y propuestas de la sociedad civil en el extranjero en torno a la paz, y hacer un llamado a todos los colombianos y colombianas que quieran participar, como sujetos activos…” Primero durante las negociaciones y ahora con los futuros pactos con el ELN y en la implementación del actual acuerdo de paz.logo-foro

Entre los principales objetivos está realizar actividades que promuevan la búsqueda de la paz, incidir en las en las políticas públicas de Colombia y de los países de acogida acerca de los temas de reparación, retorno voluntario en condiciones dignas y cualquier tema que ataña a los derechos de las víctimas, asilados, refugiados y de los inmigrantes en general; impulsar la recuperación de la memoria histórica desde la perspectiva de las víctimas. Entre otros.

El Foro Internacional de Víctimas ha estado muy activo con temas como el plebiscito por la paz y la incertidumbre que se produjo a posteriori. Siguen realizando actividades y encuentros como el del pasado noviembre de 2016 en Ginebra, Suiza. Allí surgieron nuevas ideas para implementar como el Ágora Internacional o la Escuela de Paz. En la actualidad están denunciando los asesinatos selectivos de líderes populares, de defensores de los derechos de los menos favorecidos, que se están produciendo después de las firmas del acuerdo de paz por fuerzas oscuras.

 Cómo se organizan

Se suelen reunir los diferentes grupos en sus ciudades, lo hablado o acordado se pone en común entre los coordinadores vía Skype y posteriormente las conclusiones se vuelcan en

foro-personas

Barcelona

la página web. Para el tema de la coordinación, al existir grupos en diferentes ciudades del mundo, la tecnología es el pilar en el que se apoyan. Las plataformas virtuales y las redes sociales son la manera de llegar a más colombianos en el exterior.

 

Si estás interesado en saber más, brindar apoyo o en participar en el Foro Internacional de Víctimas, puedes visitar su web y los siguientes enlaces: https://www.facebook.com/pg/forointernacionaldevictimas Twitter: @DiasporaCol

*Agradezco de manera especial a Nino Andrey Gaviria, colaborador activo del Foro Internacional de Víctimas, por su explicación y aclaraciones para este artículo.

Los colombianos en el exterior seguimos apostando por la paz (25-10-2016)

Estándar

Ya lo dijeron los resultados. A pesar de la poca participación y de la imposibilidad para muchos de inscribir su cédula, en el plebiscito del dos de octubre en el exterior, ganó el SÍ. 54,13 por ciento frente al 45,97 del NO. Reinó la poca participación de los colombianos y la que suele acompañar las votaciones en el exterior. Esta vez fue bastante triste y pudo significar un cambio en el resultado final del plebiscito. Ya que en teoría, podrían haber ejercido su derecho al voto casi 600 mil personas y solo votamos 82.996. En España el panorama fue desastroso, con una participación del diez por ciento, cuando suele ser del quince por ciento en otros procesos electorales.

Activismo

Y no fue por falta de movilización. En los diferentes países donde hay colombianos, se generó un amplio llamado para reforzar el voto por el SÍ. En España y en concreto en Madrid, un grupo grande de personas y entidades se sumaron a la campaña en apoyo de los acuerdos de paz. Un aplauso, un viva y muchos hurras para Comité de Campaña por el Sí en Madrid. Organizaron y siguen planificando programación de diversa índole: pedagogía colombianos-por-el-sisobre los acuerdos de paz, marchas, vigilias y concentraciones desde la iniciativa de “Paz a la Calle”. Se embarcaron también en la alternativa de la vía jurídica para que se respetaran los acuerdos ya firmados, antes de la modificación y aprobación del nuevo acuerdo.

En Madrid, como en otras latitudes, continuó el trabajo. Se siguieron las reuniones del Comité, prácticamente cada semana haciendo el seguimiento de las negociaciones en Colombia y se coordinaron con los eventos que se realizaron en nuestro país. Toda la información de esta actividad en la página de facebook: http://www.facebook.com/sialapazmadrid Cualquier iniciativa que los colombianos en el exterior quieran proponer, son bienvenidas.

Lo que viene

Porque este es un trabajo que continúa, que no se agotó en el plebiscito ni con la firma al acuerdo modificado. La paz no se debe descuidar. En Madrid se sigue con la actividad que debe ser incansable. Aunque vivamos en el exterior, seguimos siendo colombianos y luchando por un país mejor para nuestra familia o incluso para nosotros mismos, si algún día volvemos.

Paz: SÍ o NO. Los Colombianos en el exterior y su participación en el plebiscito (25-08-2016)

Estándar

Ya tenemos fecha para el plebiscito: 2 de octubre de 2016. Ese día será decisivo para el futuro de Colombia. Es cuando los colombianos debemos ir a votar por el SÍ o el NO y refrendar o invalidar los acuerdos de paz firmados en la Habana el pasado 23 de agosto de 2016.

¿Pero sabemos qué es y cómo participar en este plebiscito?

El plebiscito es un mecanismo de participación. Consiste en una consulta que lanza el Presidente de la República al pueblo, que responde mediante el voto. En este caso, Juan Manuel Santos nos preguntará si estamos de acuerdo con los puntos firmados entre el Gobierno y la guerrilla de las FARC, durante las conversaciones en la Habana, para empezar el camino hacia la paz. Debemos responder SÍ o NO. Para que gane el sí, debe estar apoyado por el 13% del censo electoral (aproximadamente 4’500.000 votos). Si hay menos de ese porcentaje no se aprueba el plebiscito, no es válido ni viable.

¿En el exterior podremos votar?las-marcas-de-voto

Los colombianos en el exterior podemos votar si tenemos nuestra cédula inscrita en el país de residencia. Lo sabremos si recordamos dónde votamos en las elecciones pasadas. Si no está seguro, lo puede consultar en el enlace: Registraduría General del Estado

He aquí el gran escollo. Pues muchos colombianos han retornado o se han traslado de lugar de residencia durante los últimos dos años, que es cuando fueron las últimas elecciones. Otros acaban de llegar a sus nuevos destinos en otros países. Y según la ley, ya no se pueden abrir las inscripciones de cédulas, lo cual vulnera nuestro ya pisoteado derecho a la participación y al voto. El artículo 49 de la Ley 1475 de 2011 dice expresamente que una nueva inscripción del documento solamente puede abrirse con un año de antelación a la votación y hasta dos meses antes. Plazos que no se cumplen en este caso.

Exigimos nuestro derecho a la participaciónPROTESTA

Es importante que sepamos que se puso a circular una recogida de firmas a través de la plataforma Change.org, solicitando al Gobierno y a la Registraduría de Colombia que permita la inscripción de cédulas antes del plebiscito. Aunque ya han informado que no es posible, no nos resignamos. En el siguiente enlace puedes firmar la petición (Cualquier colombiano puede firmar, sin importar donde resida): Petición para inscripción de cédulas

Cuando vayas a votar piensa que si gana el NO, se perderían cuatro años de tiempo, esfuerzo y dinero invertidos para lograr acabar con un conflicto de más de cincuenta años y que ha dejado 8 millones de víctimas, 250.000 muertos y miles de desaparecidos. Habría que esperar quién sabe cuántos años para un nuevo proceso de paz.

Si gana el SÍ, no es que se haga la paz de manera automática. Se debe trabajar por ella. Es un comienzo de un camino largo y difícil en el que TODOS los colombianos somos responsables de aportar algo para la consecución de una paz duradera.

¿Tú qué crees que puedes aportar? 

Tus opiniones y comentarios son muy valiosos.

Cobrar la pensión ¿en Colombia o en España? (25-06-2016)

Estándar

 Muchos colombianos que viven o han vivido en España no conocen los derechos que los amparan como trabajadores, pensionados o futuros jubilados. Pues es importante, para quien no lo sepa, que el 6 de septiembre de 2005 se firmó el Convenio de Seguridad Social entre el Reino de España y la República de Colombia, que comenzó a regir el 1 de marzo del 2008.
El convenio, que fue aprobado en Colombia por la Ley 1112 de 2006 y reglamentado dos años después, estipula que si el solicitante de la pensión vive en España y al sumar el tiempo de trabajo allí junto con el de Colombia alcanza las semanas que exige uno de los países para pensionarse, puede tener acceso a ese derecho.

¿A quién aplica?

 A los trabajadores colombianos o españoles que estén o hayan estado trabajando y cotizando a la Seguridad Social de uno o ambos países, así como a sus familiares beneficiarios y sobrevivientes.

¿Qué tipo de prestaciones contempla?

 En España: incapacidad permanente, muerte y supervivencia por enfermedad común o accidente no laboral y jubilación.
 En Colombia: las prestaciones económicas dispuestas en el Sistema General de Pensiones (Prima Media con Prestación Definida y Ahorro Individual con Solidaridad). Incluye la pensión de vejez, pensión de invalidez de origen común y pensión de sobrevivientes también de origen común.

¿Quienes son la entidades responsables de los trámites en cada país?

 Las solicitudes de prestaciones españolas y colombianas deberán dirigirse a la institución competente del país donde resida el interesado.
 En España: el Centro de Atención e Información de la Seguridad Social más próximo a su domicilio (Instituto Nacional de la Seguridad Social) o las Direcciones Provinciales del Instituto Social de la Marina, cuando se trate de trabajadores incluidos en el Régimen Especial de Trabajadores del Mar. Teléfono de información en España: 901 16 65 65 o en la web http://www.seg-social.es También se debe dirigir al consulado más cercano para informarse de los trámites que debe realizar en Colombia.
 En Colombia: para el Régimen Solidario de prima media con prestación definida, el Instituto de Seguros Sociales y Cajas, fondos o entidades de Seguridad Social, del sector público o privado, únicamente respecto de sus afiliados. Para el Régimen de Ahorro Individual con Solidaridad, las Sociedades Administradoras de Fondos de Pensiones y Cesantías. O sea que debe acudir a la entidad o entidades en las que estuvo afiliado cuando trabajó en Colombia.
Una vez recibida la solicitud del trámite, la entidad debe diligenciar unos formularios que debe remitir al otro país. En estos formularios se recogen los datos del interesado, el tiempo cotizado y toda la información que se requiere para calcular la cantidad a la que se tiene derecho en cada caso. Para percibir la prestación, se pueden sumar los períodos de seguro acreditados en España y Colombia si no se superponen. Y se cobran igual con independencia del país donde resida. Nunca por debajo de un salario mínimo colombiano. Cada país examinará por separado la solicitud y se abonará la prestación que sea más favorable al interesado. El convenio afirma que:

Las personas que reúnan los requisitos exigidos por las legislaciones de ambos países para tener derecho a pensión contributiva, podrán percibir ésta de cada uno de ellos.

 Requisitos como la edad, semanas cotizadas (Colombia 1.300 y España 750), o informe médico en caso de enfermedad o invalidez.

manos-con-monedas_23-2147501680

El caos de solicitudes

 Según una noticia aparecida en el periódico El País de España (Noticia El País), en mayo de 2015, unas 4.000 personas habían solicitado al Ministerio de Trabajo de Colombia que reconociera sus derechos pensionales en España. De estas solicitudes, el Instituto Nacional de la Seguridad Social de España (INSS) había resuelto 706 casos y estaba a la espera de información de Colombia para los otros expedientes. Se ha escuchado que muchas personas no están teniendo la respuesta desde las entidades responsables en Colombia. Bien porque la información está incompleta o porque no la envían. Los trámites pueden tardar un año o más como lo reconocen en una reunión entre funcionarios de ambos países.

Reunión marzo de 2013

 En esta fecha se reunieron funcionarios responsables de los trámites de las pensiones en Colombia y en España. Algunas de las conclusiones a las que llegaron fueron:
-Las autoridades colombianas reconocen la lentitud del proceso que se puede extender a más de un año.
-Las administradoras de fondos de pensiones y cesantías no hacen su trabajo de manera adecuada pues no diligencian bien los formularios que solicita el Gobierno de España.
-La dificultad en la comprobación de supervivencia de pensionados que viven en Colombia porque el actual cambio de legislación prohibe a los notarios expedir estos certificados de fe de vida.
-No serán compatibles las pensiones por invalidez con las de vejez o jubilación. En todo caso se puede convertir la de invalidez en una de vejez en caso de que esta última sea favorable al pensionado.
-No se dará por parte de Colombia certificaciones de períodos cotizados para futuras prestaciones en España. Así se lo deben hacer saber los funcionarios españoles a los colombianos que soliciten esta información. Para más información: Acta reunión marzo de 2013.
Según vemos, aún hay mucho que mejorar para agilizar los trámites y que los colombianos puedan cobrar las prestaciones a las que tienen derecho. Sobre todo falta información a los trabajadores por parte del Gobierno colombiano a través de los consulados y a las personas retornadas. Las entidades responsables en Colombia no tienen los datos de los cotizantes sistematizados y se escudan en eso para no entregar la información requerida. Ocasionando que muchas semanas o años trabajados se pierdan y nadie se haga responsable por esto.
Queremos conocer casos de colombianos que estén en situaciones complicadas para acceder a su pensión para denunciarlo en esta columna. Escríbenos al correo claudia@escolombia.es o comenta en este blog.

LA MESA COJA (25-04-2016)

Estándar

La Mesa de la Sociedad Civil para las Migraciones todavía tiene un trayecto, creo que más bien largo, para su conformación. Lo próximo será una reunión en Bogotá y vía internet, el 29 de abril, para poner en común las propuestas recogidas en todo el mundo sobre cómo conformar la Mesa y sobre la modificación de la Ley 1465 de 2011. Para los que llegan nuevos al tema, les puedo comentar que la mencionada Mesa apareció por primera vez en la ley 1465 de 2011, «Por la cual se crea el sistema nacional de migraciones y se expiden normas para la protección de los colombianos en el exterior». El artículo 5 de la Ley dice que en esta Mesa «tendrán asiento el sector privado, las organizaciones no gubernamentales, la academia y las organizaciones de colombianos en el exterior cuyos objetivos atiendan temas migratorios». El parágrafo de este artículo añade que la Mesa: «se dará su propio reglamento, elegirá su representante ante la Comisión Nacional Intersectorial de Migración (CNIM) y deberá constituirse jurídicamente». Muy bien, suena bonito. Pero hay varios entuertos por resolver para que la dichosa Mesa salga adelante.

Primero. Antes de que existiera la ley 1465 de 2011 donde se menciona la Mesa, hubo un decreto, el 1239 de 2003 mediante el cual se crea la Comisión Nacional Intersectorial de Migración (CNIM).
A la que no hay que perderle ojo porque tiene mucha tela que cortar, como dicen en España. Esta CNIM será el «órgano para la coordinación y orientación en la ejecución de la política migratoria del país». Y ante la cual tendrá representación un miembro de la Mesa de la que venimos hablando. Pero es que esta Comisión, responsable de la política migratoria de Colombia, NUNCA se ha constituido (desde 2003). ¿Y por qué? Porque debe estar conformada por varios ministerios y otras entidades gubernamentales y ha sido imposible reunir a todos sus representantes para la firma constitutiva. La cantidad de miembros, muchos de los cuales ya NO EXISTEN como el DAS, la hace INOPERANTE, como reconoce el mismo Ministerio de Asuntos Exteriores. (Ver: http://wp.me/p416Jc-5a) ¿Entonces? Este Ministerio dice que está buscando modificar el decreto 1239 de 2003 por inoperante. ¡Pero es que hay que empezar por ahí! Antes de la constitución de la Mesa incluso. Y de la reforma de la Ley 1465 de 2011. O si no ¿ante qué Comisión va a presentar propuestas la Mesa, o a tener representante, si ni siquiera existe?

Diapositiva1

Segundo. Las reuniones preparativas y la recepción de sugerencias para la constitución de la Mesa, también se aprovecharon para ampliar la propuesta de la reforma de la Ley 1465 de 2011, mencionada más arriba. La modificación la está proponiendo Ana Paola Agudelo, Representante a la Cámara por los colombianos en el exterior del movimiento Mira, mediante el Proyecto de ley No 73 de 2014. Me pregunto qué pasará con las propuestas lanzadas por diferentes organizaciones y personas particulares, ¿quién decidirá qué se incluye o que se deja por fuera? Supongo que la misma Representante, lo cual me parece muy poco democrático. ¿Qué pasará con las propuestas que no tienen que ver directamente con la reforma de la ley, pero que sí que importan porque son el sentir de los colombianos en el exterior? Y según parece, el Sistema Nacional de Migraciones que promueve esta Ley, no podrá ser operativo hasta que no se constituya el CNIM, del que hablamos en el punto primero. Considero que se está construyendo la casa por el tejado, sin cimientos. O por decirlo de otra manera, la Mesa saldrá coja.

Tercero. Otro obstáculo difícil es la falta de consenso entre colombianos. Parece que tenemos una enorme incapacidad para ponernos de acuerdo en temas que son para ACUERDObeneficio de todos, como pudimos constatar en las reuniones preparatorias en Madrid. Pongo como ejemplo Madrid, donde tampoco hubo una claridad en todos los participantes sobre qué tipo de propuestas se debían hacer para la conformación de la mesa y para la modificación de la Ley. De ahí lo variopinta de las ideas. Todas muy válidas para la mejora de las condiciones de vida de los colombianos en el exterior y sus familias, pero que no se ajustaban al propósito de las reuniones preparatorias. El desorden, la falta de información y la poca articulación en las reuniones, también fueron consecuencia de la escasa previsión por parte de los promotores (programa Colombia Nos Une del Ministerio de Asuntos Exteriores). Desde allí no se estipuló una metodología o reglamento para la realización de los encuentros. Dejar este punto en manos de los participantes no fue acertado. No sé cómo habrán transcurrido en otros lugares, espero que mejor.

Ojalá se logren acuerdos en la reunión del 29 de abril, cuando se defina la hoja de ruta para la conformación de la Mesa de la Sociedad Civil. Supongo que no será fácil la síntesis del montón de propuestas que ha recibido Colombia Nos Une. Pero bueno, ya será un triunfo si llegamos a un consenso. Seguimos atentos.

Puedes hacer tus comentarios y sugerencias.